La obesidad en pacientes de cáncer de próstata predice la recurrencia del cáncer y su progresión (artículo de prensa)

La obesidad en un paciente es un predictor independiente de si un cáncer de próstata localizado evolucionará después de tratamiento de radioterapia, dicen investigadores en M.D. Anderson Cancer Center.

En un estudio publicado en la revista Cancer, los investigadores hallaron que pacientes de obesidad moderada a severa, tenían un 99% mayor riesgo de desarrollar fallo bioquímico (un marcador temprano de la progresión del cáncer) que otros pacientes. El estudio también informa que los pacientes obesos tenían un riesgo del 66% más alto de tener un tumor recurrente o que tiene metástasis que los pacientes que no eran obesos.

Este hallazgo refleja resultados de un estudio paralelo realizado por investigadores de M.D. Anderson comunicado en Clinical Cancer Research, que halló que un historial de ganancia de peso u obesidad en el momento del diagnóstico también desempeñaba un papel en la agresividad de los cánceres de próstata después de cirugía.

“Conjuntamente,  estos estudios confirman que el Indice de Masa Corporal de un hombre (peso/altura2) puede ser un factor significativo en su evolución después de tratamientos estándar de cáncer de próstata” dice la investigadora jefe de ambos estudios Sara Strom Ph.D., profesora adjunta del Departamento de Epidemiología.

“El hecho de que se halló la misma asociación entre pacientes con perfiles de riesgo diferentes, y que fueron tratados con terapias distintas, sugiere que los resultados más pobres en hombres obesos no se relacionan tanto con diferencias en tratamientos sino que diferencias en conducta de tumor entre hombres obesos y no obesos” dice.

Strom añade que estos hallazgos sugieren que los pacientes de cáncer de próstata obesos deberían ser seguidos más de cerca después del tratamiento. “Cuando los pacientes y sus médicos tienen dudas acerca de la necesidad de mayor terapia, nuestras investigaciones indican que el peso de un hombre debería formar parte de esa decisión”, dice la investigadora.

Según Strom, el estudio es el primero en examinar la relación entre obesidad y progresión  de cáncer de próstata después de una terapia inicial con radioterapia de rayos externos, una opción de tratamiento común. Los investigadores buscaron determinar si la obesidad es un predictor independiente de fallo bioquímico -un nivel creciente de antigen específico de la próstata (PSA) que puede indicar un cáncer que avanza, y también querían saber si el cáncer realmente progresaba en esos pacientes.

Para realizar el estudio, los científicos examinaron los historiales de 873 pacientes cuyos cánceres de próstata eran localizados y que fueron tratados con radioterapia en M.D. Anderson entre 1988 y 2001. De estos pacientes el 18% eran levemente obesos y el 5% eran moderadamente a severamente obesos.

Hallaron que los pacientes obesos tendían a ser diagnosticados con cáncer de próstata a una edad más temprana que los hombres que no eran obesos y que los hombres Afro americanos tenían los índices más altos de obesidad.

Después de un seguimiento medio de 96 meses, 295 pacientes experimentaron fallo bioquímico y el cáncer recurrió en 127 de estos pacientes.

Después de realizar ajustes para tener en cuenta variables clínicas y de tratamiento en pacientes, los investigadores encontraron que el IMC predecía de forma significativa si un paciente experimentaría un crecimiento del PSA y una recurrencia del cáncer de próstata. Por ejemplo, el fracaso bioquímico ocurrió más rápidamente en mayores IMC; una media de 30 meses para pacientes con peso normal y 26 meses en pacientes de peso moderado a severamente obesos. Los investigadores también encontraron que cuando se comparaba estos pacientes obesos con pacientes no obesos, los hombres obesos tenían un índice mayor de riesgo significativo de recurrencia del cáncer.

Strom y sus colegas todavía no saben por qué un exceso de IMC contribuía a progresión del cáncer o si perder peso después de un diagnóstico de cáncer de próstata tiene algun efecto en el pronóstico. “Pero saber esta relación podemos quizás diseñar estrategias racionales preventivas” dijo.

Artículos relacionados con este artículo:

. El cáncer no es una enfermedad – es un mecanismo de defensa (extracto de libro)

. El mineral selenio demuestra ser un poderoso medicamento anti-cáncer

. Nuevas investigaciones revelan que la vitamina D reduce el riesgo de cáncer en un 77%. La industria del cáncer se niega a apoyar la prevención del cáncer

. Curar la enfermedad – un protocolo natural anti-cáncer

. Las mamografías causan cáncer de pecho (y otros datos sobre el cáncer que quizás no sabías)

. Revelado: 10 datos sobre la Industria del Cáncer de Pecho que se supone que no debes saber (opinión)

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Enlace permanente marcadores.