Que no te laven el cerebro para que te creas estos mitos comunes de la comida saludable

Formular un plan saludable de alimentación que es equilibrado y nutritivo a la vez puede ser difícil en el mundo de hoy, especialmente cuando las guías maestras acerca de qué se considera un alimento saludable varía de forma dramática según la persona a la que lo preguntes. Consiguientemente, hay varios mitos sobre la alimentación saludable que querrás saber, particularmente si estás en el proceso de reformular tus costumbres dietéticas. Estos mitos incluyen:

1). Baja cantidad de grasas es bueno. La sociedad moderna ha sido en gran medida indoctrinada a creer que la grasa bloquea las arterias y te hace engordar y por lo tanto, debería ser evitada. Pero nada más lejos de la realidad. Los aceites tropicales como el aceite de coco o palma, además de la mantequilla de vacas de pasto y grasa de carne en realidad es bastante saludable. Estas grasas saturadas ayudan a promocionar una función cerebral saludable y regular una producción adecuada de hormonas. Los aceites vegetales populares por otro lado, que a menudo son hidrogenados y transformados en grasas trans, son la causa principal de enfermedades del corazón y otras enfermedades y por lo tanto, deben ser evitadas.

2). Necesitas comer menos sal para mejor salud. Esta afirmación asume que la mayoría de las personas están consumiendo grandes cantidades de sal de mesa refinada, sintética que es altamente tóxica y responsable de causar inflamación celular ampliamente difundida, por lo tanto las muchas advertencias de la ingestión de sal. Pero lo que la mayoría de las personas no saben es que la sal no refinada, totalmente natural de mar y sales minerales son completamente diferentes, ya que están repletas de minerales promotoras de la salud, electrolitos y otros nutrientes importantes. Comer mucha sal marina y mineral, en otras palabras, es bueno para tu salud.

3). Sustituir el azúcar refinado por agave, miel, es mejor para ti. En la mayoría de los casos, sustituir el azúcar de mesa por miel o néctar de agave en pro de mejorar la salud es falso ya que estos sustitutos populares del azúcar a veces están igual de refinados y son igual de insaludables que el azúcar normal. El agave, por ejemplo, contiene altos niveles de fructosa, que se metaboliza directamente por el hígado y convertido en grasa. Y  a menos que tu miel sea cruda, sin procesar y de orígen local, también es tóxico si se consume liberalmente.

4). Comer huevos sube el colesterol. La comunidad médica ha tenido sus vaivenes con esto, pero la verdad de los huevos es que siempre será la misma, los huevos de gallinas sanas son una fuente excelente de proteína y colesterol, y no son por si mismos causa de enfermedades del corazón. Y eliminar las yemas y comer sólo las claras, como hacen muchas personas hoy, puede ser negativo para tu salud, ya que los huevos se deben comer completos para una nutrición óptima.

5). Los productos orgánicos no son mejores que los productos convencionales. Hay muchas personas que dicen que los productos convencionales cultivados en granjas industriales no varían nada con respecto a productos orgánicos cultivados sin intervenciones sintéticas. Pero como demuestran numerosos estudios a lo largo de los años, incluyendo un estudio de 1993 publicado en “Journal of Applied Nutrition”, los alimentos orgánicos tienen mayor contenido de vitaminas, minerales y otros nutrientes y están mucho menos contaminados con pesticidas tóxicos y residuos de herbicidas en comparación con productos convencionales.

6). Toda la carne roja es insaludable. Los medios de comunicación convencionales se han fijado en la carne roja actualmente, pero el problema de decirle a la gente que limite su consumo de carne roja para evitar enfermedades del corazón es que no toda la carne roja es igual. De hecho, la carne roja de ganado alimentado con pasto es tan saludable y potencialmente aún más saludable que el salmón silvestre. Esto es un contraste radical con carne roja de animales en granjas industriales, que tiene un alto contenido de ácidos grasos omega-6 que son pro-inflamatorios. Todo depende de cómo se crian los animales y lo que están comiendo y esto determina el perfil nutricional de la carne en general, y esta es la razón por la cual es siempre mejor elegir carne de fuentes locales, naturalmente criados.

Fuentes:

Artículos relacionados con este artículo:

. La Guía de Alimentos Honestos da poder a los consumidores con información independiente sobre los alimentos y la salud

. Como mantenerse sanos en la era informática (parte 2)

. 100 cosas qué agradecer en el día de Acción de Gracias

. Presentando el café saludable que refuerza la inmunidad

. Rompiendo las filosofías falsas y la ciencia basura de la medicina convencional

Esta entrada fue publicada en Alimentos saludables y etiquetada , , . Enlace permanente marcadores.