Productos químicos para piscinas fomentan el asma en niños

Investigadores en Europa han hallado que el asma infantil podría estar relacionado con una exposición a productos químicos en piscinas.

Investigadores de la Universidad Católica de Lovaina, Bruselas, estudiaron a casi 190.000 adolescentes de 21 países de Europa, analizando los niveles de asma, fiebre del heno, sibilancias y otras alergias. Esta información luego fue comparada con el número de piscinas cubiertas tratadas con cloro por cada 100.000 personas.

El investigador jefe, Profesor Alfred Bernard dijo que el nivel de asma subió un 2.73% por cada piscina cubierta extra por cada 100.000 personas en un país mientras que el nivel de sibilancias aumentó un 3.39%.

El Reino Unido tiene la mayor cantidad de piscinas con unas cinco por cada 100.000 personas mientras que países de Europa del Este solo tenían una piscina por cada 300.000 personas. Los países de Europa del Este tenían niveles de asma mucho más bajos.

El estudio concluyó que aumentos de asma en Europa Occidental y el Reino Unido, en donde Escocia es líder mundial en casos de asma en adolescentes de 13 y 14 años de edad, podría ser por lo menos en parte atribuidos a los subproductos del cloro en el aire y agua de las piscinas cubiertas.

Según el profesor Bernard, no se debería percibir apenas olor a cloro en una piscina adecuadamente ventilada pero debido a que la ventilación puede ser costosa, muchas piscinas públicas carecen de ventilación. Esto puede causar problemas aumentados para niños asmáticos a quienes se les recomienda la natación como una buena forma de ejercicio.

Artículos relacionados con este artículo:

. El asma explicado como alergia común a la leche y los productos lácteos

. Como tratar el asma con la dieta y hierbas

. ¿Harto de esteroides e inhaladores de asma? Prueba las ventajas de las hierbas como tratamiento natural del asma

. Remedios del estilo de vida para la gestión del asma

. El acetaminofeno asociado con asma en niños y adultos

. El riesgo de asma es más elevado en niños de mujeres embarazadas expuestas a contaminación de tráfico

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Enlace permanente marcadores.