Parásitos frente a antibióticos en la lucha contra la infección

Lance Johnson

En la lucha contra la infección, los antibióticos se han convertido en la fuente de referencia desde hace 70 años.

La introducción de la penicilina en los años 40 acarreó la esperanza al campo médico para el tratamiento de las infecciones, pero esa esperanza pronto se convirtió en una falsa esperanza al percatarse de que las bacterias son más listas y evolucionan mucho más deprisa que los antibióticos. Los profesionales médicos de hoy están avisando que la era de los antibióticos está acabada y que los científicos no pueden mantenerse al día con las super variantes de antibióticos evolucionando hoy. El Centro de Control de Enfermedades (EE.UU.) admite esto de manera abierta y dice que la Organización Mundial de la Salud advierte que las muchas enfermedades infecciosas de hoy corren alto riesgo de volverse incontrolables debido a resistencia a los antibióticos.

Más de 150.000 personas mueren casa año a medida que aparecen aproximadamente 440.000 nuevos casos de tuberculosis resistente a multi-fármacos.

MRSA, el infame super bicho incontrolable

Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA) es ahora un problema común en hospitales. Los pacientes acuden a los hospitales para recibir ayuda y salen con más problemas en vez de eso, infecciones incapacitantes de MRSA. Algo tan sencillo como dar a luz puede rápidamente convertirse en una batalla de años contra una infección de MRSA adquirida en un hospital.

Debido a que se sobre recetan los antibióticos, con más de 190 millones de dósis administradas en hospitales cada día, la resistencia a los antibióticos sigue creciendo. Las infecciones mortales empiezan a tener lugar. En la lucha contra la infección ya en el siglo XXI existen esperanzas y pueden venir de algo como los parásitos.

Los parásitos depuran la infección

Si, los parásitos, las larvas repugnantes de los gusanos pueden curar heridas infectadas. Estas larvas han sido y son una solución sorprendente para las infecciones. Se percataron, en la I Guerra Mundial se percataron que los soldados heridos en el campo de batalla sin ayuda médica obtuvieron ayuda de los gusanos naturalmente funcionando en sus heridas infectadas. Estos soldados se recuperaron antes y sobrevivieron mejor con mayor frecuencia que los soldados tratados con medicamentos.

De hecho el tratamiento de MDT (Maggot Debridement Therapy), terapia con parásitos, se usó con éxito antes de la invención de los antibióticos modernos. Este tratamiento ayuda en el proceso de curación de heridas crónicas introduciendo larvas estériles medicinales en la zona infectada. Estas larvas son una especie específica que come tejido necrótico (Lucilla sericata). Se administran a la herida infectada y se fijan con vendajes especiales. Dentro de pocos días, las larvas se comen el tejido necrótico y las bacterias, desinfectan la zona y estimulan el flujo de nueva sangre y crecimiento de tejido.

Los antibióticos no pueden seguir el ritmo de bacterias mucho más listas

Las bacterias, que se reproducen rápidamente en un periodo de 20 minutos, son organismos siempre cambiantes de evolución rápida. En cuanto se usó la pencilina en los años 40, las variantes de bacterias Staphylococcus aureus ya había evolucionado a algo más potente.

Las bacterias son más listas que los antibióticos, desarrollando resistencia genética a través de mutaciones constantes y selección. El “super bicho” más incontrolable de hoy, MRSA, está devastando hospitales por todas partes. Antibióticos como la meticilina, vancomicina y eritromicina no han podido controlar variantes de bacterias. Muchos pacientes se ven obligados a perder miembros ante infecciones indestructibles, ya que los antibióticos no pueden seguir la velocidad de cambio de las bacterias mucho más inteligentes.

Como entran y realizan su tarea los gusanos

Las infecciones no tienen por qué ser indestructibles. Se puede luchar mucho más eficazmente frente a ellas con larvas. Los gusanos segregan enzimas específicas que descomponen el tejido muerto sin embargo conservando el tejido vivo. El tejido muerto es depurado de la herida, conjuntamente con las bacterias nocivas que prosperaban ahí. Este proceso natural de eliminación fomenta un nuevo flujo sanguíneo y crecimiento de tejido, acelerando la curación. Al alterar las interacciones entre fibroblastos y la matriz extracelular, este proceso fomenta la curación. En resúmen, las excreciones de los gusanos poseen una actividad antimicrobiana más potente que cualquier antibiótico, inhibiendo la formación de biopelícula o crecimiento bacteriano estructurado.

Las excreciones de gusanos fortalecidas a través de pre-exposición a variantes bacterianas específicas

Un estudio de la Universidad de Swansea, Reino Unido, mostró que los efectos anti-microbianos de las excreciones de gusanos contra E. coli y S. aureus se refuerzan cuando las larvas son pre-expuestas a cada tipo de patógeno específico. A través de de pre-exposición los sistemas inmunes de los gusanos son mejorados, reforzando los efectos de sus segregaciones en heridas humanas.

Este proceso creativo de reforzar los sistemas inmunes de los gusanos y utilizar sus segregaciones en las heridas humanas será un avance necesario en la lucha contra la infeccción.

Fuentes:

Acerca del Autor:

Inspirado por grandes cambios en la salud propia y la de su familia, Lance Johnson está emocionado por el futuro de la nutrición, desintoxicación celular y productos orgánicos.

Como aprendiz diario e investigador, Lance cree que existen oportunidades para salud real fuera de la industria de la medicina convencional.

Apasionado por esto, ha empezado creando un movimiento sobre productos totalmente naturales en www.allnaturalfreespirit.com.

Artículos relacionados con este artículo:

. Estudios revelan como los gusanos limpian heridas y ayudan en la curación

. Es oficial: Los seguros médicos (EE.UU.) subvencionan la terapia de gusanos

. Cuando fracasan los antibióticos, las enfermeras se vuelven hacia los gusanos y miel de manuka para vencer a super bichos

. El fin de los antibióticos y la emergencia del yodo como alternativa eficaz

. El fin de los antibióticos

Esta entrada fue publicada en antibioticos y etiquetada , , , . Enlace permanente marcadores.