Los omega-3, aceites de pescado, aceite de lino y cáncer de próstata: ¿Qué dicen los expertos?

¿Hasta donde llegan los beneficios de los aceites de pescado, de lino y otras fuentes de Omega-3 en la prevención del cáncer de próstata? Según los expertos citados en este artículo, pueden representar algunos de los mejores nutrientes anti cáncer disponibles hoy en día.

Lee esta amplia colección de citas sobre los aceites de Omega-3 y el cáncer de próstata y aprenderás como reforzar la ingesta de Omega-3 a la vez que se reduce la ingestiónd de Omega-6 puede ayudar a frenar el crecimiento de tumores de cáncer de próstata y acabar con la inflamación crónica del tejido que finalmente contribuye al cáncer de próstata.

¿Cuáles son buenas fuentes de aceites de pescado? Personalmente me gusta tanto el aceite marino de omega-3 (proveniente de los mejillones) y los aceites de pescado de alta calidad como los de Nordic Naturals (www.NordicNaturals.com), Carlson Labs también es una fuente fiable (www.CarlsonLabs.com). No me fio de la mayoría del resto de los fabricantes de otras marcas de aceite de pescado o de krill debido a la falta de ética que demuestran las personas vendiéndolas. La cosecha de krill particularmente, tiene un impacto negativo en  el frágil eco-sistema antártico (http://www.naturalnews.com/026009.html), al contrario que la agricultura marina de los mejillones que es limpio y sostenible.

Haz tus deberes sobre los aceites de pescado y Omega-3 marinos. Desde que me adentré en este reino, he descubierto que esta industria de segmento de productos nutricionales está lleno de personas deshonestas que están intencionadamente lanzando toda clase de desinformación (incluso personas de las que me fiaba antiguamente). Pide certificados de eco-sostenibilidad (prácticamente nadie tiene). Un buen grupo eco-certificado es el MSC (Marine Stewardship Counsel). Pide resultados de pruebas de que los productos están libres de mercurio, PCBs, pesticidas y otros productos quimicos fabricados por el hombre. Y lo más importante, entérate de cómo se procesan los aceites me he enterado de que algunos de los aceites Omega-3 que venden personas aparentemente de buena reputación en realidad son procesados por calor lo cual destruye una gran cantidad de la potencia nutricional de los aceites, asi que toda su gran información sobre ellos carece de validez cuando se considera como se ha destruido el producto a través del calor.

Si no estás obteniendo aceites procesados en frío, no estás obteniendo lo que has pagado. Y si no compruebas la eco-sostenibilidad y pureza de los aceites, puedes acabar ayudando sin querer a una empresa cuyos métodos de cosecha están teniendo un impacto negativo en el entorno (o cuyos aceites están contaminados). Asi que haz tus deberes y haz preguntas serias a cualquier proveedor de aceites de pescado, aceite de krill u otras fuentes de aceite de Omega-3.

A continuación hallarás citas seleccionadas de autores conocidos sobre el aceite de Omega-3 y Cáncer de Próstata. Puedes citarlos en tus propios trabajos siempre y cuando concedas el crédito debido al autor original citado aqui y la página de NaturalNews.

El consumo de Omega-3 en Occidente se ha reducido tanto que los investigadores no lo pueden hallar en tejidos de muestra de laboratorio. Un estudio realizado en hombres halló mayores concentraciones de Omega-3 en suero de sangre en muestras tomadas de varones sanos en comparacion con concentraciones más bajas en hombres con prostatitis. Los niveles más bajos se hallaron en hombres con cáncer de próstata. El aceite de pescado contiene un 30% de aceites de Omega-3 mientras que el aceite de lino tiene un 60% aproximadamente de aceites de Omega-3. Asi que el lino es el único aceite que puede corregir el desequilibrio en la dieta de Omega-3 y Omega-6 en la dieta de Occidente.

You Don´t Have To Be Afraid Of Cancer Anymore, por Bill Sardi.

Reducir la ingesta total de grasas y aumentar el ratio de Omega-3 en relación con ácidos grasos Omega-6 en la dieta puede ser particularmente útil para grupos de personas con riesgo relativamente alto de cáncer, y puede ser útil también después de cirugía para ayudar a prevenir la recurrencia de la enfermedad. la ingesta dietética de ácidos grasos esenciales puede desempeñar un papel en la proliferación de células de cáncer de próstata. Estudios epidemiológicos han demostrado que los hombres cuya dieta tenía un mayor contenido de ácidos grasos Omega-6 tienen una mayor incidencia de cáncer de próstata clínica. Las dietas altas en ácidos grasos Omega-3 pueden tener un efecto protector.

The New Encyclopedia of Vitamins, Minerals, Supplements and Herbs, por Nicola Reavley

El porcentaje de PUFAs totales de suero eran similares en seis regiones aunque había una diferencia de casi tres veces en contenido de Omega-3 entre Brasil (3.9%) y Japón (10.9%). La frecuencia total de ingestión de pescado correspondía a composición de Omega-3 en suero. La relacion entre mortalidad de cáncer y Omega-3 no estaba clara aunque una asociación inversa entre cáncer de próstata y niveles en suero de Omega-3 parece existir.

Natural Cancer Cures. The Definite Guide to Using Dietary Supplements to Fight and Prevent Cancer, por Freedom Press.

Los aceites de Omega-3 bien en formato de Omega-3 de algas o de aceite de lino que tiene el ratio más alto natural de Omega-3 en relación con Omega-6 (1-2 cucharadas soperas, 3.000-6.000 mg) ofrecerán aceites de Omega-3 que inhiben el crecimiento de células de cáncer de próstata. El ácido fólico (vitamina B9) en suplementos parece ser recomendable. La dósis recomendada más común es de 8.000 mcg diarios. La licopena es un prometedor agente anti-cáncer tanto para prevención como tratamiento.

You Don´t Have to Be Afraid Of Cancer Anymore, por Bill Sardi

Estudios en animales han demostrado que los ácidos grasos poliinsaturados omega-6 estimulan la carcinogénesis y el crecimiento tumoral y la metástasis, mientras que los ácidos grasos de cadena larga Omega-3 inhiben estos procesos. Reduciendo la ingestión total de grasas y aumentando el ratio de Omega-3 en relación con Omega-6 en la dieta puede ser particularmente útil en grupos con relativamente alto riesgo de cáncer de pecho o de próstata y también puede ser útil después de la cirugía para ayudar a prevenir la recurrencia de la enfermedad. La ingestión dietética de ácidos grasos esenciales puede desempeñar un papel en la proliferación de células de cáncer de próstata.

The New Encyclopedia of Vitamins, Minerals, Supplements and Herbs, por Nicola Reavley

Las consecuencias de niveles bajos de Omega-3 (o una relación alta de Omega-6 a Omega-3) son desequillibrios hormonales además de una serie de enfermedades graves crónicas. Estudios realizados en  San Francisco VA Medical Center hallaron que los ácidos grasos Omega-6 tales como los que se hallan en el maíz y aceites parecidos, aumentaba el ratio de crecimiento de células de cáncer de próstata en el laboratorio. Según el autor del estudio, una dieta alta en Omega-6 y baja en Omega-3 puede desatar una cascada de eventos que pueden acarrear un riesgo aumentado de desarrollar cáncer de próstata, colorectal y algunos tipos de cáncer de pecho.

The New Encyclopedia of Vitamins, Minerals, Supplements and Herbs, por Nicola Reavley

Algunas fuentes buenas de Omega-3 en plantas en orden de mayor cantidad de Omega-3 son: semillas de lino, aceite de oliva extra virgen, aceite de coco y aguacates. La mantequilla orgánica o el queso hecho de leche de vaca alimentada de hierba también es una buena fuente. Las mejores fuentes animales de Omega-3 son pescados de agua fria tales como el salmón. Varios estudios han hallado una relación sólida entre el consumo de aceites de pescado y un riesgo decreciente en el desarrollo de cáncer de próstata. Los componentes principales del aceite de pescado son ácido eicosa-pentaenoico (EPA) y ácido docosa-hexaenoico (DHA), ambos son ácidos grasos omega-3.

The New Encyclopedia of Vitamins, Minerals, Supplements and Herbs, por Nicola Reavley

Los investigadores están intentando averiguar como puede tener el aceite Omega-3 efectos tan profundamente deseables en las células del cáncer. Las pruebas que tienen para considerar son impresionantes. Por ejemplo, resultados de estudios animales han demostrado que el consumo de ácidos grasos Omega-3 puede ralentizar el crecimiento de cáncer, aumentar la eficacia de la quimioterapia y reducir los efectos secundarios de la quimioterapia o del cáncer directamente.  En el cáncer de próstata, células estudiadas en experimentos de laboratorio, los aceites de Omega-6 y Omega-3 demostraron sus habilidades promocionales e inhibidores respectivamente.

Natural Cancer Cures. The Definite Guide to Using Dietary Supplements to Fight and Prevent Cancer, por Freedom Press

Los ácidos grasos Omega-3 hallados en el salmón, sardinas, atún y caballa, inihiben el crecimiento tumoral de los cánceres de próstata y su metástasis. Los cítricos y las fresas reducen el riesgo de cáncer de próstata e inhiben el crecimiento de los tumores de próstata. Las bayas de palmito previenen la conversión de la testosterona en un compuesto que promociona la inflamación de la próstata y el cáncer de próstata.

Permanent Remission, por Robert Hass, M.S.

Más recientemente, los investigadores han citado la Occidentalización de las dietas y la reducción del consumo de pescado de agua fría alta en contenido de ácidos grasos Omega-3 y vitamina D como una de las razones parciales de los crecientes casos de cáncer de próstata en la población japonesa y coreana. La vitamina D suprime el crecimiento tumoral y promociona la diferenciación en cáncer de próstata de manera parecida a como funciona con el cáncer de pecho. En las líneas de células de cáncer de próstata, la vitamina D estimula los genes suprimidores de tumores que aumentan la producción de proteínas que ralentizan el ciclo de vida de las células.

The Vitamin D Cure por James Dowd y Diane Stafford

Las pruebas sugieren que el ratio de ácidos grasos Omega-6  a Omega-3 no debe ser superior de 4.1 y 3.1 es incluso mejor. La mayoría de los americanos tienen un perfil de Omega-6 en relación con Omega-3 de 10.1 o superior.  Las pruebas sugieren que un desequilibrio de este tipo puede aumentar el nivel de inflamación en el cuerpo y aumentar el riesgo de enfermedad del corazón, artritis y ciertos tipos de cáncer, incluyendo cáncer de próstata. Durante millones de años, los humanos evolucionarion a base de una dieta rica en fuentes alimenticias de Omega-3 incluyendo carnes de caza, pescado, mamíferos marinos, frutos secos y algas frescas.

What Your Doctor May Not Tell You About Diabetes: An Innovative Program To Prevent, Treat and Beat This Controllable Disease, por Steven V. Joyal

Los ácidos grasos Omega-3 hallados en el pescado según algunos investigadores, se cree que son los componentes del pescado responsables de la protección contra el cáncer. Dietas bajas en grasas y prevención cuando se combinan con una dieta baja en fibra, hombres consumiendo una dieta alta en grasas han demostrado tener niveles más altos de testosterona que podría aumentar su riesgo de cáncer de próstata. El riesgo de cáncer de próstata se corresponde con grasas dietéticas de un pais u otro, un hallazgo que se ha hallado en algunas, no todas las pruebas preliminares,

The Natural Pharmacy: Complete A-Z Reference to Natural Treatments for Common Health Conditions, por Alan R. Gaby, M.D., Jonathan V. Wright, M.D., Forrest Batz, Pharm. D., Rick Chester, RPh., N.D., DipLAc, George Constantine R.Ph., Ph. D., Linnea D. Thompson, Pharm. D., N.D.

Esta ventaja puede ser duplicada al darle a la madre embarazada que da el pecho a su hijo un suplemento de aceites Omega-3 de pescado. El consumo de leche se asocia fuertemente con el riesgo de enfermedad cardiovascular y también cáncer de próstata y de pecho. A mayor ingestión de leche en un país, mayor su incidencia de enfermedad cardiovascular. ¿Por qué ocurre esto? Pues porque al contrario de lo que se cree, no es a causa de la grasa contenida en la leche.

The New Optimum Nutrition Bible, por Patrick Holford

Un número de investigadores han informado que los suplementos de Omega-3 reducen la producción de PGE-2 de las células tumorales e inhibe su crecimiento. una mezcla de EPA y DHA inhibió el crecimiento de tumores pulmonares humanos  en ratones en un 45%. La mezcla redujo el contenido de ácido araquidonico en las células tumorales en un 50% y aumentó el contenido de ácidos grasos Omega-3 de tres a cinco veces. Los niveles de PGE2 se redujeron mas de siete veces (De Bravo y otros 1991), las mezclas EPA/DHA también redujeron la producción de PGE2 y redujeron el crecimiento de xeno-esquejes humanos de cáncer de próstata en ratones (Karmali y otros, 1987).

Cancer & Natural Medicine: A Textbook of Basic Science and Clinical Research, por John Boik

En combinación con la históricamente baja ingestión de ácidos grasos Omega-3 en los últimos cien años, es la razón por la cual los omnivoros realmente tienen mayores niveles de ALA en los tejidos en comparación con vegetarianos. Por lo tanto, los omnívoros con una dieta alta en carne tendrán levemente más omega-3 en sus tejidos que los comedores de carne moderados y los vegetarianos. Algúnas personas han erroneamente interpretado la asociación de ALA con riesgo de cáncer de próstata.

Natural Cancer Cures: The Definite Guide to Using Dietary Supplements to Fight and Prevent Cancer, por Freedom Press.

Los aceites de pescado Omega-3 ayudan al cuerpo de muchas maneras. El aceite de pescado Omega-3 es un ácido graso esencial. Algunas personas afirman que ayuda a proteger contra una gran cantidad de enfermedades tales como el cáncer, artritis, enfermedad del corazón y muchas más. Claro, es necesario vigilar el peso. De todas maneras toma un buen suplemento vitamínico y mineral todos los días. Asegúrate de obtener vitaminas y suplementos de una fuente fiable. No hay garantía de que seguir una dieta saludable puede prevenir BPH o cáncer de próstata, pero reducirá las probabilidades basados en una gran cantidad de datos de investigación publicados.

Disease Prevention and Treatment,  por The Life Extension Editorial Staff

El aceite de maíz tiene un ratio de Omega-6  a Omega-3 de 60:1 y el ratio del acéite de cárdamo tiene un ratio de 77:1, mucho más lejano al ratio de 1:1 del equilibrio evolutivo. Los estudios humanos son consistentes con los estudios animales en mostrar que los aceites de pescado Omega-3 protegen contra el cáncer. Paul Terry Ph.D. y sus colegas en la Karolinska Institute de Estocolmo, siguieron la salud de más de seis mil varones gemelos que tenían como una media, los cincuenta años cuando empezó el estudio. Terry halló que los hombres que comían pescado regularmente tenian la mitad o un tercio menos riesgo de cáncer de próstata en comparación con los hombres que no comían pescado.

The Inflamatory Syndrome: The Complete Nutritional Program to Prevent and Reverse Heart Disease, Arthritis, Diabetes, Allergies and Asthma, por Jack Challem

Usar los ácidos grasos Omega-3 para prevenir el cáncer y reforzar las terapias tradicionales del cáncer, como puedes ver, hay pruebas cada vez mayores de que enriquecer tu dieta con ácidos grasos Omega-3 puede ser una de las claves para la prevención del cáncer. El Dr. S. Roy MacKintosh un oncólogo y profesor de medicina interna en la Universidad de Nevada, cree que estos nutrientes pueden reducir el riesgo de cáncer de próstata en hombres que muestran señales tempranas de la enfermedad.

The Omega Diet: The Lifesaving Nutritional Program Based on The Diet of the Island of Crete, por Artemis P. Simopoulos M.D, y Jo Robinson.

Empiezas por sumar todas las cosas que los ácidos grasos Omega-3 pueden hacer por un paciente de cáncer, dice Pardini “y se vuelve sorprendente. Sin embargo el protocolo actual de los médicos es colocar a sus pacientes en dietas bajas en grasas. Y a nadie le importa el tipo de grasa”. Mientras tanto, Pardini y MaKintosh (ambos de la Universidad de Nevada), están comentando planes para tratar el cáncer de próstata con una combinación de aceite de pescado y quimioterapia. Según MacKintosh, “actualmente solo el 25% de los hombres con cáncer de próstata obtiene un beneficio de la quimioterapia”.

The Omega Diet: The Lifesaving Nutritional Program Based on the Diet of the Island of Crete, por Artemis P. Simopoulos M.D. y Jo Robinson.

El aceite de semilla de lino (para hombres), aunque las semillas de lino son una gran fuente de uno de los ácidos grasos omega.3 (ácido alfa-linoléico, uno de los ácidos que menos nos interesan de los tres ácidos grasos), varios estudios recientes alterantes han hallado una pequeña pero sorprendente relación entre la ingestión de ácido alfa linoléico y el cáncer de próstata en 108-110 hombres. Aunqe pueda haber una explicación de esto, hasta que se sepa mas, no recomiendo el aceite de lino para hombres aunque es bueno para la mujer.

Living the Low Carb Life: Controlled Carbohydrate Eating For Long Term Weight Loss por Jonny Bowden, M.A., C.N.S.

Otros investigadores constatan los altos niveles de cáncer de próstata, todo tipo de cánceres, con respecto a comer demasiados ácidos grasos Omega-6 (EFA) que se usan ampliamente en aceite de cárcamo, aceite de girasol, de cacahuete y soja y margarinas hechas de estos en elratio de omega-3 de 25 a 30 partes por cada 1 de las otras. Más acerca de la gravedad de los desequilibrios que contribuyen a las enfermedades críticas físicas, emocionales y mentales más adelante.

The Garlic Cure, por James F. Scheer, Lynn Allison y Charlie Fox

Los lignanes en el aceite de lino protegen frente a cánceres sensibles hormonales. Pero los beneficios del lino no se limitan al contenido de Omega-3. El aceite y especialmente las semillas son una gran fuente de algo conocido como lignanes que tienen una serie de beneficios para la salud tanto para hombres como mujeres. Los lignanes tienen un efecto protector frente al cáncer, especialmente los hormono sensibles como los del pecho, útero y próstata. Los lignans aumentan la presencia de globidina que liga la hormona sexual al estrógeno y ayuda a eliminarlo del cuerpo.

The 150 Healthiest Foods on Earth: The Surprising, Unbiased Truth About What You Should Eat and Why, por Jonny Bowden Ph.D. C.N.S.

Teniendo en cuenta la gran cantidad de ingestión de ácidos linoléicos (Omega-6) en contraste con Omega-3, se afirma que algunos bioquímicos sugieren que el ácido linoléico es el ácido graso responsable de la generación de cáncer de pròstata. El ajo parece ser que reduce el peligro de los cánceres de estómago y vegiga también. Pruebas contundentes de protección provienen de un estudio epidemiológico realizado en las regiones de Cangshan y Quixia de China, los habitantes de Cangshan comen unos 20 gramos de ajo a diario. Las personas de Quixia apenas lo consumen.

The Garlic Cure, por James F. Scheer, Lynn Allison y Charlie Fox.

No todos los tipos de grasa parece ser que promocionan el cáncer, y los efectos beneficiosos de los ácidos grasos Omega-3 se comentarán mas adelante  en este capítulo. El aumento de grasa de biodisponibilidad de hormonas sexuales y dietéticas puede promocionar la carcionogénesis aumentando la biodisponibilidad de las hormonas sexuales (revisado por Dwyer en 1992; Fernandes y Venkatraman, 1992). Esto puede ser la razón de la asociación entre alta ingestión de grasa y alta incidencia de cánceres que responden ante el estrógeno tales como cánceres de pecho y endometrio ademá de cánceres andro-reactivos como el cáncer de próstata.

Cancer & Natural Medicine:  A Textbook of Basic Science and Clinical Research, por John Boik.

En contraste, el ácido oleico y el ácido graso Omega-3 EPA, inhiben el crecimiento de cultivos celulares de la línea de células humanas de cáncer de próstata PC-3, la expresión del c-fos gen y el gen temprano COX-2 aumenta en minutos con el agregado de AA. Esta expresión depende de la cantidad de AA presente, es decir, depende de la dósis. También sabemos que PGE2 se asocia con la estimulación del factor de crecimiento de tejido endotelial vascular y por lo tanto con crecimiento angiogénesis y tumoral. Estos hallazgos tienen grandes implicaciones para las estrategias médicas.

Disease Prevention and Treatment, por The Life Extension Editorial Staff

Algunas investigaciones también sugieren que los ácidos grasos Omega-3 reducen la inflamación del tracto digestivo y pueden reducir el riesgo de cáncer de cólon. Muchos nutrientes anti-inflamatorios se han asociado directamente con niveles más reducidos de cánceres específicos. Por ejemplo, los aceites de pescado se asocian con un riesgo menor de cáncer de colon. La licopena reduce el riesgo de cáncer de próstata y un estudio halló que redujo el tamaño de los tumores de próstata en hombres que iban a recibir cirugía.

The Inflammation Syndrome: The Complete Nutritional Program to Prevent and Reverse Heart Disease, Arthritis, Diabetes, Allergies and Asthma, por Jack Challem

Al igual que los ratios hormonales, lo crítico es el equilibrio entre Omega-6 y Omega-3. Ambos son esenciales y necesarios para la vida. Vitaminas críticas: Vitamina A, han habido numerosos estudios sobre la vitamina A o retinal. La vitamina A es una vitamina soluble en grasa que se necesita para muchas funciones del cuerpo, incluyendo crecimiento celular normal, reproducción celular y agudeza visual. Algunos estudios han asociado las carencias de vitamina A con el desarrollo de tumores mientras que otros han registrado riesgos aumentados de cáncer de próstata y una ingestión excesiva de vitamina A.

The Inflammation Syndrome: The Complete Nutritional Program to Prevent and Reverse Heart Disease, Arthritis, DIabetes, Allergies and Asthma, por Jack Challem

Contienen altos niveles de Omega-3, proteína, amino ácidos, hierro, fósforo y zinc, todos con valor significativo para la salud de la próstata. Historicamente, las semillas de calabaza se han usado en muchas culturas, incluyendo los indios americanos, para eliminar parásitos intestinales y para tratar la prostatitis. Hay pruebas de que pueden ayudar a controlar el cáncer de próstata.

The Inflammation Syndrome: The Complete Nutritional Program to Prevent and Reverse Heart Disease, Arthritis, Diabetes, Allergies and Asthma, por Jack Challem

Un ratio saludable de Omega-6 y Omega-3 de un 3 a 1 puede ser especialmente relevante para la salud del corazón, el desarrollo del cerebro del bebé y posiblemente la prevención del cáncer. Ciertos ácidos grasos Omega-6 tales como el ácido alfa-linoléico de la carne, puede ser un sospechoso primordial en el cáncer de próstata. Esto curiosamente no se dá en las grasas de las plantas. Puede ser que haya otros compuestos protectores en las plantas que reducen este efecto.

The Okinawa Program: How the World´s Longest Lived People Achieve Everlasting Health, por Bradley J. Willcox y Makoto Suzuki

Algunos estudios han examinado los ácidos grasos específicos (incluyendo algunos Omega-3 y ácidos grasos poliinsaturados) en base bien a datos de ingestión dietética o mediciones bioquímicas en sangre o en tejido adiposo. Algunos estudios han sugerido que el consumo de pescados grasos que continenen abundantes cadenas largas de ácidos grasos poliinsaturados pueden ser protectores. Esta conclusión está reforzada por estudios que demuestran que el ácido eicoapentaenocio (EPA) y ácido docosa-hexaenoico (DHA) se asociaban de forma inversa con el cáncer de próstata aunque otros estudios no reprodujeron este hallazgo.

Nutrition in the Prevention and Treatment of Disease, por Ann M. Coulston y Carol J. Boushey

La abundancia de ácidos grasos esenciales Omega-3 presentes en semillas de lino puede estar asociada al uso en la promoción de la salud del corazón y el sistema circulatorio para mantener niveles saludables de colesterol y tensión arterial. En particular, las semillas de lino juegan un papel especial en la protección contra cánceres de páncreas, colon, pecho y próstata además de ayudar a prevenir la propagación del melanoma.

Natural Cancer Cures: The Definite Guide to Using Dietary Supplements to Fight and Prevent Cancer, por Freedom Press

Los ácidos grasos Omega-3 participan en la síntesis de las prostagladinas que reducen la inflamación. El pólen de abeja, consumiendo hasta 2 cucharitas al día o 10 cápsulas al día (Clínicamente esto no se ha estudiado a fondo. Se cree que es anti inflamatorio).La raíz del regaliz aumenta la habilidad de las adrenales para la producción de corticoesteroides, (hormonas anti inflamatorias). Uno de sus compuestos activos, glicirriina, también previene la formación de un sub producto de la testosterona que puede fomentar el crecimiento del cáncer de próstata.

Herbal Defense por Robyn Landis

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Enlace permanente marcadores.

Tiene comentarios sobre la entrada? coloquelas aquí: