Las investigaciones sugieren que el aceite marino puede prevenir la enfermedad de Alzheimer

Mientras que los médicos están recetando fármacos caros que pueden tener efectos secundarios devastadores para retrasar la evolución del Alzheimer, nuevas investigaciones muestran que puede ser posible evitar la apariciòn de esta cruel enfermedad con algo tan sencillo, barato y seguro como lo es una dosis de aceite marino cada día durante nuestros años más jovenes.

En los EE. UU. hay 5.3 millones de personas que viven con Alzheimers. Este numero se prevée que se duplicará cada 20 años. El pensamiento médico más avanzado es que el nivel de crecimiento de Alzheimer tiene su raíz en una inflamación crónica que es el resultado de una dieta moderna deficiente en ácidos grasos omega 3.

Los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer suelen aparecer después de los 60 años. Tales síntomas incluyen problemas de la memoria, pérdida de control motor y problemas con el sentido del olfato. Pero, segun el Instituto Nacional de la Edad de los EE.UU. los daños que eventualmente se convierten en la enfermedad de Alzheimer realmente pueden aparecer unos 20 años antes de la aparición de los primeros síntomas. Tiene sentido por lo tanto, hacer todo lo posible por prevenir la evolución del proceso desde el principio. La buena noticia es que una sustancia hallada en la naturaleza puede ofrecer la mejor nueva esperanza para la prevención.

Aunque algunas personas tienen una predisposición genética para el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, la investigación médica más actual ha identificado la inflamación crónica como la primera fase en el proceso. Por ejemplo, un equipo de investigadores halló que personas cuya sangre portaba los marcadores de inflamación, llamados citokinas, tenían más probabilidad de desarrollar Alzheimer que los sujetos sin citokinas.

El descubrimiento del enlace entre la inflamación y el Alzheimer ha conducido a la investigación sobre el potencial de anti-inflamatorios para prevenir la aparición de la enfermedad. En un estudio, un equipo de investigadores probó un fármaco anti-inflamatorio sintético para la prevención del Alzheimer. Hallaron que el fármaco anti-inflamatorio “parecía proteger pacientes con enfermedad de Alzheimer leve a moderado del nivel de degeneración cognitiva exhibido por un grupo tratado con un placebo”.

Aunque los anti-inflamatorios sintéticos de receta pueden ser beneficiosos como preventivos del Alzheimer, los efectos secundarios en su uso a largo plao pueden ser graves. Por lo tanto, los médicos han estado examinando opciones más seguras para sus pacientes con Alzheimer. Una manera de tratar la inflamación crónica es agregando ácidos grasos omega-3 a la dieta. Comer más alimentos ricos en Omega-3 tales como pescado de agua fría como el salmón y el atún puede ser beneficioso pero una manera mejor de reforzar los niveles de Omega 3 es tomar suplementos dietéticos.

Las fuentes mejores de Omega 3 son los aceites marinos, normalmente vendidos como cápsulas de pescado derivados del salmón. El aceite marino más potente de Omega 3 se deriva de los mejillones verdes de Nueva Zelanda. En el hospital Princess Alexandra de Brisbane, Australia, el Dr. Michael Whitehouse PhD comparó aceite de mejillón estabilizado con otros agentes anti-inflamatorios que incluía varios medicamentos de receta. En una dósis de 5 mg por kilo de peso corporal, el aceite estabilizado de mejillón demostró tener una eficacia del 97% en la reduccion de la inflamación y  350 veces más potente que el aceite de salmón como fuente de Omega-3. El Dr. Whitehouse concluyó que el aceite de mejillón era claramente un compuesto médico superior porque conseguía los resultados deseados sin los efectos secundarios que acompañaban los anti-inflamatorios sintéticos.

Ya que la inflamación ha demostrado ser la culpable detrás de muchas enfermedades, desde enfermedades del corazón y artritis a asma y Alzheimer, parece de sentido común conseguir más omega 3 en la dieta. Un aceite marino de alta potencia como el derivado de los mejillones de Nueva Zelanda puede ser la respuesta.

Acerca del Autor:

Carl D. Thompson ha vivido casi toda su carrera de 34 años como periodista escribiendo sobre la salud y temas médicos. Tiene un interés especial en las alternativas naturales a los fármacos sintéticos. Su nuevo libro “Inflammation: What Drug Companies Do Not Want You To Know”, se puede obtener gratuitamente en: http://www.urgenthealthnews.com

Artículos relacionados con este artículo:

. El aceite de hígado de bacalao: el Super alimento numero uno.

. El aceite de colza es otra victoria de la tecnología alimenticia frente al sentido común

. La marihuanay lla protección radiactiva

. Un nuevo estudio halla que el aceite de oliva es eficaz contra el cáncer de pecho HER2.

. El gran debate de la grasa: por qué el aceite virgen de coco es el mejor.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Enlace permanente marcadores.