Las enfermedades que más muertes producen en el mundo

enfermedades--farmacia--fondo-capsula--blanco_3242275Cuando uno piensa en la salud en términos globales tal vez la primera imagen que tenga en su cabeza es alguna epidemia, tipo ébola o malaria. Sin embargo, la supervivencia global ha aumentado gracias a la labor realizada en los últimos 20 años en prevención y tratamiento precoz de las infecciones. Ahora cada vez menos niños y adultos se mueren de sarampión o diarrea y eso está dando un giro a la historia médica de la población mundial que, hablemos de países ricos o pobres, está viéndose cada vez más afectada por problemas crónicos como la diabetes o la enfermedad renal, que en las últimas dos décadas ha duplicado sus cifras de mortalidad.

Un consorcio internacional de 700 investigadores, dirigidos por el Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington, ha realizado el estudio sobre las principales enfermedades que generan el mayor número de muertes en el planeta. En este trabajo, “intenta unificar los métodos de registros sobre la mortalidad en el mundo. El problema es que muchas veces el médico pone como causa de muerte la parada cardiorrespiratoria, que es el fin último que ha llevado a la muerte pero no su origen. Aquí se ha tratado de eliminar los diagnósticos basura, porque no ayudan a planificar la asistencia sanitaria”, explica Alberto Ortiz, al frente del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid y uno de los expertos que se ha encargado de recabar los datos españoles.

Globalmente, tres enfermedades, como la enfermedad cardiaca isquémica, el ictus, y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, son responsables de la mayoría de vidas perdidas en 2013, es decir, de casi el 32% de todas las muertes.

El análisis, cuyos datos ha publicado la revista The Lancet, ha evaluado cómo ha cambiado el impacto de 240 enfermedades entre 1990 y 2013. Y aunque cada vez más los países con menos recursos se asemejan más a los ricos en relación a las patologías que más muertes generan, todavía la salud de los habitantes de países como Bolivia, Nepal o Níger presenta diferencias importantes con la de los ciudadanos de Japón, España o Estados Unidos. Sin embargo, quienes viven en países emergentes como China o Brasil sí empiezan a sufrir los males de los países desarrollados.

Expectativa de vida

En términos generales, la población mundial vive durante más tiempo que hace dos décadas, debido a que las tasas de mortalidad por enfermedades infecciosas y cardiovasculares han disminuido globalmente. Avances en la reducción de la mortalidad infantil, gracias a la menor incidencia del sarampión y a un manejo más adecuado de la diarrea, con disminuciones del 83% y el 51%, respectivamente, han contribuido al aumento de la expectativa de vida que ha pasado de 65,3 años en 1990 a 71,5 años en 2013. Si se mantienen las tendecias observadas se prevé que en 2030 las mujeres tenga una expectativa de vida de 85,3 años y los varones de 78,1.

Otro aspecto que destaca de este informe es el impacto que tiene sobre la salud mundial los datos de ciertos países superpoblados como la India, que en 2013 representó el 19% de las muertes de todo el mundo con 10,2 millones de fallecimientos, a pesar de los avances logrados. “Es muy alentador que los adultos y los niños en la India vivan más tiempo y tengan vidas más sanas. Sin embargo, la influencia creciente de este país en la salud mundial implica que debemos hacer más para hacer frente a las enfermedades que matan a las personas en forma prematura”, afirma en un comunicado el doctor Jeemon Panniyammakal de la Fundación de Salud Pública de la India y coautor del estudio.

A pesar de la reducción lograda en la mortalidad por enfermedades infecciosas, el VIH/sida sigue siendo una importante causa de muerte a nivel global. En los últimos 20 años, la mortalidad por esta infección ha aumentado un 344%, aunque es cierto que se ha logrado una mejora desde finales de los 90. “Casi una década después de que el VIH llegara a su pico máximo en todo el mundo, sigue siendo la principal causa de muerte prematura en más de una docena de países en África Subsahariana. A medida que menos jóvenes mueren a causa de enfermedades infantiles, debemos hacer más para garantizar que el VIH/sida no se convierta en una amenaza para las personas de todas las edades”, señala Andre Kengne, del Consejo de Investigaciones Médicas de Sudáfrica y también participante de este trabajo.

Aunque como hace algo más de 20 años la cardiopatía isquémica y el ictus siguen copando los primeros lugares de la lista de enfermedades que más muertes producen en el mundo, ese grupo de 10 patologías ha cambiado de ‘protagonistas’. La malaria y las complicaciones del parto prematuro neonatal han salido de esa lista negra para dar paso a la diabetes y el Alzheimer.

 

http://www.elmundo.es/salud/2014/12/18/5491bea0268e3e38598b4571.html

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Enlace permanente marcadores.