La medicina de Occidente por fin reconoce la meditación como tratamiento de la enfermedad mental

Después de miles de años, la medicina de Occidente reconoce por fin los beneficios de la meditación para el tratamiento de enfermedades incluida la enfermedad mental. Bajo el disfraz de MBCT (Mindfullness Based Cognitive Therapy), la meditación está empezando a ser aceptada como manera de tratar diversas condiciones en el ámbito de la salud mental.

La meditación se usa desde hace mucho tiempo en la filosofía Oriental y los que lo practican indican sentirse más tranquilos y felices. Ahora la moderna tecnología del escaneo ha empezado a revelar el por qué. La meditación ayuda a reducir la actividad en la amigdala, región cerebral que es la responsable de gobernar las sensaciones de estrés. También tiene que ver con la insula, la parte del cerebro que nos permite sentir emociones profundas, que es la razón por la cual las personas que meditan tienen mayor posibilidades de no ser agresivos. Esta parte del cerebro también regula como percibimos discusiones con seres queridos y nos da nuestra sensación de arrepentimiento cuando emocionalmente dañamos a alguien, activando una necesidad emocional de corregir las cosas.

En las enfermedades mentales, que tienen que ver con altos niveles de ansiedad, este mecanismo se ha vuelto sobreactivado y ofrece sensaciones que se perciben como fuera de control. La meditación calma estas áreas y reduce la unión que hay entre las partes emocionales y analíticas de nuestro cerebro, el MBCT puede ayudar a las personas que sufren estrés emocional o depresión bien por si mismo o en conjunción con medicamentos.

Han habido varios tipos de enfermedades tratadas con la meditación, tales como la depresión, ansiedad, tipos de esquizofrenia, adicciones, trastorno bipolar, conducta agresiva y claro, el estrés. También hay estudios actualmente investigando las propiedades curativas físicas de la meditación.

La meditación frente a la medicación

En  los últimos 200 años,  las  terapias de Occidente para la depresión y enfermedades mentales han incluido el sangrado, taladrar agujeros en la cabeza para liberar los “demonios”, encarcelamiento ECT (Terapia Electro Convulsiva) y peligrosos fármacos psicotrópicos. Por otro lado, algunas culturas del Este han usado remedios herbales y meditación desde hace cientos de años.

Las terapias de meditación son una forma segura, libre de fármacos para resolver asuntos devolviendo el control al paciente cuando sienten que no pueden controlar sus pensamientos o emociones. Al contrario de los fármacos, no es una terapia de actuación rápida pero si ofrece alivio a largo plazo sin efectos secundarios. Los efectos secundarios de algunos fármacos psicotrópicos incluyen los mismos síntomas que afirman tratar, tales como sentimientos suicidas, depresión, problemas de salud sexual, estreñimiento, pálpitos, problemas menstruales, inquietud, somnolencia, visión borrosa, alucinaciones, temblores y disquinesia tardía (movimientos musculares que el paciente no puede controlar). Estos efectos secundarios son suficientes como para hacer que la mayoría de las personas se sientan peor que la enfermedad original. Estos síntomas también empeoran cuando los fármacos se ingieren durante periodos largos de tiempo, mientras que la meditación puede ofrecer mayor ayuda a medida que se practica.

En un mundo en el cual las personas parecen querer curas instantáneas como café instantáneo, la meditación no parece ser la clase de respuesta que sería popular ya que requiere tiempo y esfuerzo para que funcione. Sin embargo, ahora que la ciencia de Occidente está por fin alcanzando a la de Oriente, puede que veamos el progreso en el campo de la salud mental, un campo que ha visto poco progreso en los últimos 200 años.

Fuentes:

Acerca del Autor:

D. Holt se dedica a investigación en el Reino Unido sobre los mecanismos que tienen que ver con la sanación por medio de la meditación, hipnósis y otras terapias “espirituales” y tecnicas. Trabajos previos suyos han incluido investigaciones sobre los efectos de la meditación en  las adicciones, los efectos de sulfitos en el sistema digestivo y el uso de tartrazina y otros aditivos en la industria de la restauración. Su nuevo blog está disponible en http://tinyurl.com/sacredmeditation.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Enlace permanente marcadores.