La inflamación es una razón primordial por la cual no puedes perder peso

Está bien establecido que la obesidad se caracteriza por una inflamación crónica de baja intensidad. Se han propuesto varias teorías acerca de como se produce esta inflamación, pero las opciones dietéticas parecen ser el factor más importante en ello. Cada vez más se reconoce que un consumo regular de ciertos alimentos conlleva la inflamación inducida por la dieta que a su vez prepara el escenario para la resistencia a la insulina, resistencia ante las leptinas y otras dolencias que acompañan el sobrepeso y la obesidad. Estas dolencias hacen muy difícil perder peso y mantener un peso corporal saludable.

Estudios realizados en poblaciones no-occientalizadas muestran que los cazadores-recolectores no tienen prácticamente incidencia de obesidad, incluso ante una abundancia de alimentos. Se percibe una salud excelente al margen del ratio de macronutrientes y actividad física. El azúcar, granos, aceites vegetales refinados y ciertos productos lácteos no son parte de estas dietas ancestrales, mientas que si se comen en abundancia en sociedades Occidentales. La literatura disponible revela que los humanos están pobremente adaptados a estos alimentos modernos y que fomentan la obesidad y la inflamación a través de varios mecanismos.

Alimentos e Inflamación

Frutas, verduras y frutos secos poseen un almacenaje celular en donde son capaces de almacenar una densidad máxima de entorno a un 23% de hidratos de carbono no fibrosos por masa. Estas células vivientes son descompuestos en nuestro sistema digestivo y la energía se vuelve disponible. La harina y el azúcar no contienen estas células vivientes y tienen una densidad de hidratos de carbono más alto que cualquier cosa que hayamos consumido de manera regular a lo largo de nuestra evolución.

Ya se sabe que los individuos obesos y delgados tienen una composición de flora intestinal difererentes e Ian Spreadbudy en la unidad de Gastrointestinal Diseases Research Unit, sugiere que alimentos de alta densidad de hidratos de carbono aumentan de forma específica la cantidad de LPS bacterias en el tracto intestinal. LPS, Lipopolisacáridos es una endotoxina que está fuertemente asociada con la inflamación inducida por la dieta.

Cuando se encuentra en su sitio una microbiota inflamatoria, el consumo continuado de alimentos occidentalizados aumenta la absorción de moléculas inflamatorias que se hallan en el torrente sanguíneo. Es un círculo vicioso en el cual una dieta pobre ayuda a conservar la microbiota inflamatoria y la microbiota aumenta nuestra saciedad para alimentos no saludables.

Los anti-nutrientes y proteínas problemáticas en granos, legumbres y otros alimentos modernos básicos pueden contribuir también a un aumento circulante de LPS y la inflamación.

Algunos individuos serán más propensos a los efectos de una dieta pobre que otros. En algunas regiones del mundo, los granos han sido parte de la dieta durante miles de años y ciertos mecanismos adaptativos han tenido la posibilidad de evolucionar.

Las dietas bajas en hidratos de carbono

Las dietas bajas en hidratos de carbono son muy eficaces en fomentar la pérdida de peso. El consumo reducido de hidratos de carbono en sí mismo y los niveles más reducidos de insulina a menudo se consideran los factores más importantes en la regulación del peso. En base a los conocimientos sobre la inflamación y obesidad, es probable que el consumo limitado de hidratos de carbono no celulares y anti-nutrientes pro-inflamatorios y proteínas también son un factor muy importante a la hora de reducir la inflamación y fomentar la pérdida de peso en estas dietas.

Elegir frutos secos, fruta y verdura como fuentes de hidratos de carbono en una dieta de bajo nivel de hidratos de carbono es importante cuando se intenta perder peso en una dieta baja en hidratos de carbono, incluso 20 a 100 gramos de hidratos de carbono de fuentes tales como harinas y azúcares aumentan la circulación de LPS y otros patrones moleculares relacionados con patógenos. No prestar atención a las fuentes de hidratos de carbono en una dieta baja en hidratos de carbono lleva al fracaso.

Las elecciones dietéticas son vitales

Evitar alimentos procesados, hidratos de carbono de alta densidad y otros alimentos básicos modernos reducirá la inflamación y promocionará la pérdida de peso.

El consumo reducido de hidratos de carbono es beneficioso cuando se intenta mejorar la resistencia insulínica, la resistencia de leptina, etc. Restaurar estas funciones debe permitir un incremento del consumo de frutas, bayas, tubérculos y otras verduras al tiempo que se conserva una buena salud.

Fuentes:

– Spreadbury I. “Comparison with ancestral diets suggests dense acellular carbohydrates promote an inflammatory microbiota, and may be the primary dietary  cause of leptin resistance and obesity”. Dovepress Journal: Diabetes, Metabolic Syndrome and Obesity: Targets and Therapy. Julio 2012, Páginas 175-189.

– Lumeng CN, Saltiel AR. “Inflammatory links between obesity and metabollic disease”. J. Clin. Invest. 2011:121(6) 2111-2117

– Gregor MF. Hotamisligil GC. “Inflammatory mechanisms in obesity” Annu. Rev. Immunol. 2011:29, 415-45.

– Lee YH, Pratley RE: “The evolving role of inflammation in obesity and the metabolic syndrome” Curr Diab Rep. 2005 Feb. 5(1):70-5.

– Herder C, Schneitler S., Rathmann W. “Low grade inflammation, obesity and insulin resistance in adolescents”. J. Clin. Endocrinol. Metab. 2007 Dic., 92(12) 4569-74. Epub 2007 Oct. 2.

– Bastard JP., Maachi M., Lagathu C. “Recent advances in the relationship between obesity, inflammation and insulin resistance”. Eur. Cytokine Netw. 2006 Mar. 17(1): 4-12.

– Cordain L. “Cereal Grains: Humanity´s Double Edged Sword” World Rev. Nutr. Diet. 1999;84:19-73

Acerca del Autor:

Eric es el editor de OrganicFitness.com y escritor de GutFlora.com/TheGutDiet.com. Es un escritor independiente con un fuerte interés en la salud personal y el poder de la naturaleza para ayudarnos a sanar. Estudia Nutrición Pública y se especializa en el micro-bioma humano, la inflamación y la permeabilidad intestinal.

Eric trabaja como entrenador personal y actualmente tiene unos pocos clientes dedicados y camino a un físico mejor. Se especializa en varios tipos de ejercicio con aparatos y el entrenamiento para carreras “sprint”. Temas como la construcción de masa corporal y pérdida de peso son algunos de sus temas favoritos.

Eric cree que las elecciones de estilo de vida se tienen que realizar de una forma evolutiva.

Artículos relacionados con este artículo:

. El potente papel desempeñado por los ácidos grasos Omega-3 en la prevención de enfermedades inflamatorias: Hablan los expertos.

. Revisión: Suplementos Zyflamend para la inflamación: consejos sobre alimentos anti-inflamatorios y hierbas

. La inflamación es la causa de casi todas las enfermedades: Aquí indicamos como prevenirla

.El té blanco, el olmo escocés, reducen la inflamación. Demostrado científicamente y también luchan contra el cáncer

. Un gran número de enfermedades están causadas por inflamación.

. No es obesidad, puede ser que que te esté matando

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Enlace permanente marcadores.