Investigaciones revelan que la carencia de vitamina D causa depresión

J.D. Heyes

En otro hallazgo promocionando sus beneficios, nuevas investigaciones indican que revertir la carencia de vitamina D en mujeres tiene un efecto sustancialmente positivo en el tratamiento de la depresión.

Los resultados del estudio, que fueron presentados a finales de Junio 2013 en la 94 reunión anual de la “Endocrine Society”, de los EE.UU., en Houston, indicaron que, teniendo en cuenta todos los otros factores, corregir la carencia de vitamina D, podría haber sido responsable de los efectos beneficiosos medidos. El estudio constató que las mujeres participantes en el estudio no cambiaron sus medicamentos anti-depresivos ni otros factores del entorno relacionados con la depresión, que aumentar sus niveles de vitamina D, fue el único cambio realizado.

“La vitamina D puede que tenga un efecto aún no demostrado en el estado anímico y su carencia puede exacerbar la depresión” dijo Sonal Pathak MD, una endocrinóloga de Bayhealth Medical Center, en Dover, Delaware. “Si se confirma esta asociación, puede mejorar como tratamos la depresión”.

Resultados dramáticos registrados

La Dra. Pathak presentó los hallazgos de su equipo en tres mujeres de 42 a 66 años. Todas habían sido previamente diagnosticadas con un trastorno depresivo importante, depresión clínica, y estaban siendo tratadas con terapia anti-depresiva. Además, las pacientes también recibían tratamiento para diabetes tipo 2 o  hipotiroidismo.

Las mujeres tenían factores de riesgo de carencia de vitamina D, incluyendo ingestión baja de vitamina D y poca exposición al sol. Cada una se sometió a una analítica de 25-hidroxidovitamina D; en las tres mujeres se registraron niveles bajos de vitamina D que iban de 8.9 a 14.5 nanogramos por milílitro (ng/mL), dijo Pathak.

Niveles inferiores a 21 ng/mL se consideran carencia de vitamina D, mientras que los niveles normales de vitamina D van de 30 ng/mL a más, según niveles de la Sociedad de Endocrinos.

A lo largo de un periodo de 8-12 semanas, las mujeres tomaron vitamina D oral que restauró sus niveles de vitamina D a normales (los niveles después de este tratamiento fueron de 32 a 38 ng/mL). Después del tratamiento, las tres mujeres registraron una mejoría significativa en su depresión clínica, según el Inventario de la Depresión Beck, un cuestionario de 21 elementos que evalua la severidad de la tristeza y otros síntomas depresivos.

Según informes publicados, una puntuación de 0-9 indica depresión mínima mientras que una puntuación de 10-18 indica depresión leve, 19-29 es depresión moderada y 30-63 es severa.

El estudio de Pathak halló que una mujer redujo su puntuación de 32 de antes de la terapia con vitamina D a 12, un cambio de depresión severa a leve. La puntuación de otra mujer se redujo de 26 a 8 significando que ahora tenía síntomas depresivos mínimos. La puntuación de la tercera paciente mejoró de 21 a 16 después del tratamiento, también alcanzando el rango leve.

¿Más allá que meras pruebas anecdóticas?

Este estudio no es el primero en sugerir que la vitamina D tiene un efecto positivo en el estado anímico y la depresión, pero Pathak dijo que los resultados mostraron definitivamente una necesidad de un estudio más grande, aleatorio pero controlado en clínica para averiguar si sus resultados eran típicos o tan sólo una aberración.

“Detectar carencia de vitamina D en pacientes depresivos en riesgo y tratarlo adecuadamente puede ser un coadyuvante sencillo y económico para las terapias convencionales de la depresión” dijo Pathak.

Un estudio previo realizado por investigadores de Loyola University en el Colegio de Enfermería de Marcella Niehoff de la Universidad de Chicago, resultados que fueron publicados en 2010, hallaron que la vitamina D podía ayudar a mejorar los estados anímicos de personas viviendo en climas más fríos durante los meses de invierno.

“La carencia de vitamina D sigue siendo un problema a pesar de los beneficios ampliamente percibidos en la salud” dijo Sue Penckofer PhD RN, profesora en esta institución. “Los inviernos en Chicago multiplican este tema que hace que más gente pase tiempo lejos de la luz solar, que es una fuente natural de vitamina D”.

“Existen pruebas que sugieren que suplementos de vitamina D pueden reducir la resistencia a la insulina” añadió. “Si podemos estabilizar los niveles de insulina, podríamos de una manera sencilla y económica, mejorar el control de azúcar en sangre y reducir los síntomas de depresión en estas mujeres”.

Fuentes:

Artículos relacionados con este artículo:

. La vitamina D frena el crecimiento de tumores de pecho de cancer

. La vitamina D previene el cáncer de pecho

. La vitamina D es la clave nutricional para la prevención de cáncer de pecho

. Es invierno ¿Sabes dónde está tu vitamina D?

. La vitamina D previene enfermedades del corazón

. La luz solar emergiendo como tratamiento demostrado para el cáncer de pecho, próstata y otros cánceres

Esta entrada fue publicada en enfermedad mental y etiquetada , , . Enlace permanente marcadores.