El uso de teléfonos móviles altera visiblemente la actividad de las células cerebrales, según un estudio

Un nuevo estudio publicado en Journal of the American Medical Association ha hallado que las ondas de radiofrecuencia emitidas por teléfonos móviles alteran de manera perceptible la actividad de las ondas cerebrales. Los hallazgos prestan credibilidad a estudios previos que han sugerido que el uso a largo plazo de estos dispositivos puede estar relacionado con el cáncer del cerebro.

Investigadores del Instituto Nacional de la Salud (NHIS) de los EE.UU. evaluaron los efectos de la radiación de teléfonos móviles en los cerebros de 47 adultos sanos. El equipo colocó teléfonos activos en los oidos derecho e izquierdo de participantes durante 50 minutos y simultáneamente les hicieron escaneos PET para medir la actividad cerebral. Hallaron que en las áreas del cerebro más cercanas a las antenas de los móviles, el metabolismo de la glucosa aumentó en un 7%.

“Lo que demostramos es que el metabolismo de la glucosa (una indicación de actividad cerebral), aumenta en el cerebro de personas que han estado expuestas a un teléfono móvil en la zona más cercana a la antena” dijo la Dra. Nora Volkow de NIH, una de las autoras jefe del estudio. “Lo que realiza el estudio es revelar que el cerebro humano es sensible a la radiación electro-magnética proveniente de exposición a teléfonos móviles”.

Los investigadores se apresuraron a negar cualquier asociación entre el aumento de la actividad cerebral y la propensión al cáncer, pero los hallazgos si demuestran que tales radiaciones realmente afectan al cerebro. Al igual que muchos otros estudios de este tipo, el equipo de científicos sugieren que se necesita más investigación para verificar los indicadores que sugieran daños a largo plazo causados por el uso de teléfonos móviles.

Un estudio de 2007 en Finlandia publicado en International Journal of Cancer, si que halló una relación entre el uso de móviles y el cáncer. Dependiendo de la duración de su uso, la radiación de móviles demostró ser responsable de hasta un 270% de aumento en gliomas, un tipo de tumor cerebral.

(http://www.naturalnews.com/021634.html).

Fuentes:

Artículos relacionados con este artículo:

. La salud cerebral dramáticamente mejorada por la ingestión de ácidos grasos omega-3 y aceites de pescado

. El timo del TDAH y la receta masiva de fármacos a niños en edad escolar (transcripción)

. Investigaciones demuestran que las semillas y los frutos secos son “alimentos cerebrales” que pueden afectar el estado anímico

. El ácido graso esencial fosfatildilserina es un poderoso preventor de la pérdida de memoria, enfermedad de Alzheimer y demencia

. La relación entre el aspartamo y los tumores cerebrales: Lo que las Autoridades Sanitarias (EE.UU.) nunca han dicho sobre los endulzantes artificiales

. Los fármacos psiquiátricos: guerra química en humanos. Entrevista con Robert Whitaker

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Enlace permanente marcadores.