Devastadores efectos de abuso de antibioticos afectan a Europa a medida que los “super bichos” desarrollan resistencia a los antibióticos

Jonathan Benson

La clase más potente de antibióticos conocidos parece estar perdiendo su habilidad para luchar contra infecciones mortales en Europa, comunica el Centro Europeo de Prevención de Enfermedades y su Control (ECDC). Un comunicado reciente de la agencia de supervisión de la Comunidad Europea, advierte que los carbapenemes, una clase muy poderosa de antibióticos que se usa típicamente como último recurso cuando falla todo lo demás, están siendo sencillamente vencidos por emergentes “super bichos” que han desarrollado una resistencia a estos antibióticos.

Esta ronda más nueva de avisos que sigue varios años de avisos previos, atrae atención nueva sobre el abuso continuado y la mala práctica del uso de antibióticos en todo el mundo. Con cada año que pasa, cada vez hay más tipos de infección que no responden a los carbapenemes, que significa que todas las opciones disponibles convencionales para tratr y vencerlas se han agotado básicamente. La ECDC también indica que ha habido un alza brusco en índices de resistencia en tan sólo los últimos 4 años, especialmente en el Sur de Europa.

“Los carbapenemes, son un antibiótico tipo último recurso, asi que la situación es realmente preocupante” dice el director de la ECDC, Marc Sprenger. “Desde 2009, se ha vuelto cada vez más común que los hospitales tengan que recurrir a tratar pacientes que tienen infecciones resistentes a carbapenemes, lo cual significa que a menudo se usan fármacos viejos y tóxicos”.

Según los datos más recientes recogidos por la ECDC, casi todos los países europeos ahora tienen casos documentados de infecciones resistentes a cabapenemes en hospitales. En algunas zonas del sur y este de Europa incluyendo Grecia, Italia, Chipre, Rumanía y Eslovaquia, hasta un 5% de infecciones de Kiebsiella pneumoniae son resistentes. En cuanto a Acinetobacter, al menos el 25% de las infecciones en por lo menos 18 de los países, son resistentes.

“Necesitamos encontrar maneras de usar fármacos valiosos anti-microbianos de manera más sabia y desarrollar nuevos fármacos y tratamientos” dice Marie Georghegan-Quinn, la Comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia de la Comunidad Europea.

La Unión Europea recientemente ha aprobado la financiación para un proyecto conjunto entre la multinacional farmacéutica suiza Roche y Polyphor para desarrollar y comercializar un antibiótico experimental que las dos empresas dicen que podría ser capaz de ayudar en la lucha contra los super bichos en hospitales. Debido a que la mayoría de las empresas mundiales de fármacos están enfocándose en otros problemas no relacionados con los antibióticos, la meta es ayudar a rellenar este hueco y desarrollar nuevas terapias para superar la epidemia de super bichos.

Los super bichos harán que la medicina moderna retroceda 100 años, dicen científicos del gobierno

Pero no todo el mundo está convencido de que esto se pueda lograr. En una editorial especial publicada recientemente en la revista “The Lancet”, médicos del gobierno del Reino Unido escribieron que los super bichos amenazan con deshacer un siglo de avances médicos. Aludiendo a este estado futuro de existencia como “post-antibiótico”, estos mismos científicos infieren que los super bichos son una de las amenazas más graves en la historia de la medicina.

“Rara vez la medicina moderna se ha enfrentado a una amenaza tan grave” escribieron estos médicos que incluían a Sally Davies, jefe de medicina del Reino Unido en su informe, “sin antibióticos los tratamientos después de cirugía menor a trasplantes importantes podrían volverse imposibles y los costes de atención sanitaria es probable que crezcan mucho a medida que recurramos a antibióticos más nuevos y caros y mantenemos admisiones hospitalarias más largas”.

Una gran parte del problema tiene que ver con la percepción del público de los antibióticos, que incluye una expectación generalizada de que serán recetados bajo petición para prácticamente cualquier dolencia. Muchos pacientes sencillamente no aceptan no ser recetados un antibiótico si creen que necesitan uno, lo cual hace difícil para muchos médicos cambiar sus prácticas médicas normales.

“Intentamos mucho no recetar pero es difícil en la práctica”  dice el Dr. Peter Swinyard, presidente de la Asociación de Medicos de Cabecera del Reino Unido. “El paciente se sentirá no satisfecho con tu consulta y es posible que se registre en otra parte o ir a un centro de urgencias y conseguir antibióticos de la enfermera”.

Fuentes:

Artículos relacionados con este artículo:

. El fin de los antibióticos y la emergencia del yodo como alternativa eficaz

. El fin de los antibióticos

. Los hospitales son criaderos de super bichos

. La resistencia a los antibióticos se descontrola, los procedimientos médicos de rutina ahora son mortales

. Los antibióticos nos pueden hacer engordar

. Los antibióticos matan ochenta mil chinos cada año

Esta entrada fue publicada en antibioticos y etiquetada , , , . Enlace permanente marcadores.