Comer alimentos procesados acarrea la depresión

Las personas que comen más alimentos procesados tienen una probabilidad significativa mayor de padecer depresión, mientras que las personas que comen más frutas y verduras tienen una probabilidad significativamente más reducida de sentirse deprimidas, según un estudio realizado por investigadores de University College, Londres y publicado en British Journal of Psychiatry.

“Este estudio es un añadido a una cantidad existente de investigación sólida que muestra el fuerte lazo que hay entre lo que comemos y nuestra salud mental” dijo Andrew McCulloch de la Mental Health Foundation. “La población del Reino Unido está consumiendo menos productos frescos nutritivos y más grasas saturadas y azúcares. Nos preocupa particularmente las personas que no tienen acceso fácil a alimentos frescos o que vivan en zonas donde hay un alto número de restaurantes de comida rápida y para llevar a casa”.

Los investigadores recogieron datos sobre dieta y estilos de vida de 3.500 funcionarios de mediana edad, luego los clasificaron según dos baremos diferentes: cuanta cantidad de los alimentos de su dieta estaba formada por alimentos integrales y cuantos alimentos procesados eran consumidos. Los alimentos procesados incluían frutas y verduras mientras que los alimentos procesados incluían productos lácteos de alta cantidad de grasas, carnes procesadas, granos refinados, alimentos fritos y postres endulzados.

Después de realizar ajustes para tener en cuenta otros factores de riesgo de depresión tales como edad, educación, género, actividad física y fumar, los investigadores hallaron que las personas que consumían más alimentos procesados que los demás, tenían un riesgo de un 58% más probable de padecer depresión cinco años más tarde que las personas que consumían menos de estos alimentos. De manera parecida, las personas que comían más alimentos integrales tenían un 26% menos probabilidad de sufrir depresión en cinco años que las que comían menos de estos alimentos.

Debido a que el estudio se basaba en correlaciones, los investigadores no podían ofrecer pruebas de que una dieta pobre era realmente causa de depresión en lugar de al revés. Sin embargo, los investigadores no hallaron asociación entre un historial de depresión y una dieta pobre.

“La salud física y mental están estrechamente relacionadas asi que no nos debería extrañar estos resultados, pero esperamos que haya más investigaciones en el futuro que nos ayuden a esclarecer más completamente la relación entre dieta y salud mental” dijo Margaret Edwards, de la ONG de salud mental SANE.

Fuentes:

news.bbc.co.uk

Artículos relacionados con este artículo:

. La Guía de Alimentos Honrados da poder a los consumidores con información independiente sobre alimentos y salud

. Entrevista con “kevala” Karen Parker, chef de alimentos crudos

. Cigarrillos, mentiras y publicidad de alimentos para mascotas

. Los verdaderos horrores sobre los alimentos para mascotas

. Entrevista: El gurú de alimentos crudos David Wolfe explora la energía curativa de los alimentos vivos.

. Boku Super Alimento: Un sorprendente producto revisado por Health Ranger

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , . Enlace permanente marcadores.